Malbec Making Noise: el evento que revolucionará las degustaciones de vino

mwd2014_wofa_baja_b

 

El próximo viernes 4 de Abril iniciará los festejos del Día Mundial del Malbec con un mega evento que se llevará a cabo en El Dorrego, ciudad de Buenos Aires, Argentina. Los asistentes podrán probar Malbec de todos los estilos y terroirs, bajar una aplicación para recordar los vinos que más les gustaron, participar de mini charlas, disfrutar de la musicalización de reconocidos Djs y mucho más.

Malbec Making Noise es la primera feria de vinos en honor a este varietal. Está dirigida a jóvenes de 25 a 35 años y su propuesta incluye degustar vinos Malbec, pero a diferencia de otras ferias, en esta edición especial del Malbec World Day 2014, estarán ordenados según sus tipos y estilos (rosados tranquilos, espumantes, tintos jóvenes, tintos de cuerpo medio, tintos estructurados, dulces, etc.).

Otra atracción de la feria será bajar gratis la aplicación oficial del evento, disponible para iPhone y Android, en la que se encontrarán con todos los vinos pre-cargados, para que los asistentes puedan clickear “Me Gusta” y de esa manera tenerlos entre sus favoritos.

La edición 2014, estará dirigida a los consumidores millenials, jóvenes entre 25 y 35 años para que puedan acercarse al mundo del vino, para que conozcan y disfruten los vinos de excelente calidad que hace la Argentina”

Festejos alrededor del mundo

El mismo formato de Malbec Making Noise se replicará en Lima, Perú; San Pablo, Brasil y el Distrito Federal de México. En Londres, Reino Unido y Nueva York, USA se llevará a cabo el evento “Cambalache”, ambos tienen como objetivo proporcionar a los asistentes una experiencia de inmersión en la cultura y el espíritu de Argentina, en el que el vino es una parte esencial.

Asimismo, junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación Argentina y los Gobiernos Provinciales, se llevarán a cabo eventos con periodistas, compradores e invitados especiales, que incluyen degustaciones, shows de tango, comidas, en más de 55 representaciones de Argentina en 44 países alrededor del mundo.

Las ediciones anteriores del Día Mundial del Malbec fueron consideradas por las autoridades de WofA, las bodegas participantes y la Cancillería argentina como un éxito rotundo, no sólo porque se fortaleció el posicionamiento del Malbec y de Argentina en el mundo sino porque las ventas de este varietal en particular y del vino argentino en general fueron impulsadas por dichos festejos.

 

 

 

 

Bodega Norton lanzó Cosecha Tardía Rosado 2013 Dulce Natural

rosado

 

 

Cosecha Tardía de Bodega Norton suma un nuevo integrante a su familia: COSECHA TARDÍA ROSADO 2013, elaborado con uvas Merlot. El nuevo vino se suma a los que ya ofrece en el segmento de los dulces: el vino blanco y un tinto lanzados en noviembre de 2013.

“El nuevo Cosecha Tardía Rosado Dulce Natural es un vino delicado, fragante y dulce, perfecto para acompañar un brunch, un tapeo de quesos o un combinado de sushi, en platos salados, mientras que con platos dulces combina muy bien con postres, frutas caramelizadas y bombones de chocolates. Se recomienda servirlo frío, en copa o vaso y eventualmente con hielo”, explican desde la empresa.

 

Sascha Cumia, Managing Director South America de Campari – “Los aperitivos no compiten con el vino, sino que conviven”

Campari

 

El directivo remarcó que en los últimos años estas bebidas se han revalorizado en Argentina ocupando un espacio que pertenecía a los vinos blancos, dulces y espumantes. En diálogo con Área del Vino destacó que en un año la empresa creció un 100% y proyecta seguir por este camino.

Bodega “Estrella de los Andes” recibió en su restaurante Prímula Cantina Ferroviaria a los máximos directivos mundiales de Campari, con el objetivo de celebrar el éxito que está teniendo la empresa en Argentina. En esta ocasión, estuvieron Bob Kunze-Concewitz, CEO global de Campari, Gustavo Domínguez, Director General de Campari Argentina y Sascha Cumia, Managing Director South America, quien dialogó con Área del Vino.

¿A qué se debe la visita a Mendoza?

Elegimos Argentina para celebrar el posicionamiento y el crecimiento de Campari en el país. Argentina es el lugar donde comenzaron a vender más Campari desde hace algunos años, por lo que es una región muy importante para la compañía.

¿A qué atribuyen el crecimiento?

Es una marca que fue muy importante en el pasado, y logramos resurgirla en los últimos años, gracias al foco que hicimos de campaña, creciendo a gran velocidad. Estamos hablando de que en el 2012 produjimos 700.000 litros de Campari y en el 2013 llegamos a 1.400.000 de litros y este año pensamos superar este número.

¿Dónde producen el Campari argentino?

La producción de este aperitivo la realizamos en nuestra planta en Capilla del Señor, provincia de Buenos Aires. Recordemos que hasta el 2012 sólo se fabricaba en Italia y en la ciudad brasileña de San Pablo, y por los las restricciones a las importaciones que en ese momento puso el Gobierno Nacional es que el holding europeo decidió comenzar a producir en el país, ampliando además la capacidad de producción e invirtiendo 5 millones de euros. Pero no sólo se debió a ese motivo, sino también al fuerte incremento que tuvimos en el mercado local los aperitivos, tanto con Campari como Cinzano.

En un primer momento, además de abastecer el mercado interno el foco de la compañía era exportar desde esta fábrica, ¿cómo se encuentra esta proyección?

Por el momento buscamos afianzarnos en Argentina y de a poco ir estableciendo la marca en otros países de Latinoamérica, pero por el momento, este año no está entre los objetivos. En este sentido, creo que lo que falta es hacer conocer esta bebida, ya que se trata de un producto con un gusto complejo, poco conocido por muchos consumidores.

Además, nosotros también producimos en Brasil, por lo que por el momento, ya estamos abasteciendo dos regiones más que importantes para la empresa italiana.

¿Cómo ve la evolución del consumo de aperitivos?

El consumo de aperitivos viene creciendo fuertemente en los últimos años en Argentina. Cuando pienso en Argentina me recuerda a Italia, ya que las costumbres de consumo, en cuanto a aperitivos son muy similares. Tanto Cinzano como Campari, así como otros productos que nosotros tenemos, se consumen a la vuelta del trabajo, antes de una comida, en reunión de amigos, entre otros. Somos países productores de vinos, por lo que tenemos una costumbre de tomar más desarrollada que otros países. En este sentido, creo que los aperitivos conviven con el vino y no compiten.

¿Tienen identificado quiénes son los consumidores de Campari?

Están aquellos tradicionales, que siempre tomaron esta bebida, y que no la cambian en diversos momentos por el vino. Pero por otro lado, es una marca que tiene mucho interés en los jóvenes, de 25-30 años, que por lo general prefieren consumirla mezclándola con jugo de naranja, y es aquí donde puede jugar un rol distinto en las elecciones con respecto al vino.

 

 

 

“Las etiquetas argentinas plantean más preguntas que respuestas”

Esto manifestó Stephen Tanzer, periodista del International Wine Cellar en su último informe. Según indica, la poca consistencia en las etiquetas genera una imagen poco clara de Argentina y sus regiones.

 

El tema es que muchas de las etiquetas de Argentina plantean más preguntas que respuestas; y esto puede ser muy difícil para los consumidores de los mercados de exportación del país. En este sentido, Tanzer explicó: “Algunos productores, por ejemplo, utilizan en sus etiquetas frontales denominaciones específicas como Luján de Cuyo en Mendoza o el Valle de Cafayate en Salta, mientras que otros señalan estas regiones en letra pequeña en la contra etiqueta. Además, los nombres de los vinos cambian frecuentemente de una vendimia a otra y las palabras Reserve y Reserva se usan de igual manera. Además, muchas de las etiquetas que recibo de Argentina para hacer las degustaciones luego no son exactamente las mismas que las que reciben los importadores estadounidenses”.

Además, señaló que muchos importadores también insisten en describir sus vinos con el nombre, y luego las características no aparecen en las etiquetas. “Esto confunde potencialmente a los consumidores (por no hablar de los escritores de vino)”.

Asimismo, el periodista indicó que hay una tendencia por anunciar en las etiquetas los terroirs, lo que es muy bueno, según comenta, pero no es algo que se da con unanimidad. En este sentido agregó: “Es evidente que la región de Luján de Cuyo, llamada Primera Zona (área top en Argentina), se muestra en las etiquetas de muchos establecimientos, pero cada vez más bodegas están empezando a promover los nombres de las microrregiones o departamentos más específicos dentro de las regiones, como Vistalba, Agrelo o Perdriel dentro de Luján de Cuyo. Pero en estos casos hay poca consistencia en su uso y los nombres no tienen estándares legales, por lo que no hay necesidad de utilizar estos nombres de lugares en las etiquetas. Estos famosos nombres significan algo para los amantes del vino de Argentina, pero todavía no tienen mucho significado para los consumidores estadounidenses. “Por cierto -acentuó- Luján de Cuyo es la única denominación DOC en Mendoza que está aprobada por la legislación nacional”.

Por otro lado, “aquellas bodegas establecidas en sitios menos favorecidas, en lugares de menor altitud de Mendoza, prefieren colocar simplemente “Mendoza” en la etiqueta”. “Así como también -añadió- sucede con Valle de Uco y los diversos sitios que él lo componen, como es el caso de Gualtallary, en Tupungato (Valle de Uco), donde algunas bodegas lo colocan y otras simplemente ponen Valle de Uco en sus etiquetas”.

Bajo todos estos ejemplos es que el periodista del International Wine Cellar, señala la problemática que encuentra en las etiquetas, que genera, según comenta, una confusión en los amantes del vino, pero sobre todo en los consumidores masivos.

 

 Las etiquetas

¿Cómo potenciar el éxito de los vinos de Argentina?

Diferentes actores vinculados a la vitivinicultura, analizan en esta nota el comportamiento de los vinos de este país en algunos de los principales mercados. Apelan a la regionalización como estrategia de diferenciación.

 

El hecho de que la palabra “Malbec” es fácil de recordar y pronunciar, sumado a que provoca un disfrute inmediato, hace que los consumidores lo sigan prefiriendo, atrayendo tanto a los Millennials como a los que no consumen vino hacia esta categoría.

Tanto que Argentina es actualmente el país vitivinícola más popular entre los jóvenes del Reino Unido de entre 24 a 35 años, con fuertes ventas de vino argentino entre los consumidores masculinos Millennials.

Phil Crozier de Gaucho coincide: “La marca Malbec pesa más que su contenido en este momento. En el restaurant, las personas piden Malbec sin saber bien qué es.” En ciertos aspectos, los problemas económicos de Argentina han beneficiado a su industria vitivinícola. Los aumentos en los precios de la uva, los costos de mano de obra y un peso sobrevaluado están afectando la competitividad de Argentina en la categoría de entry level del mercado vitivinícola. “El vino argentino no es económico, lo cual es parte de su éxito. El precio promedio en el Reino Unido de la botella de Malbec es relativamente alto,” comentó Laurie Webster del importador argentino Las Bodegas.

En los últimos 5 años, los envíos de Malbec argentino a Estados Unidos se han más que duplicado, de 1,9 millones de cajas en 2008 a 4 millones en 2013, según los últimos datos previstos por Wines of Argentina.

“Los inversores locales en Argentina y Brasil son los principales motores en este momento,” destacó el enólogo consultor estadounidense Paul Hobbs de Viña Cobos, y agregó “los brasileros prefieren gastar su dinero en un Malbec de alta gama que en un gran Bordeaux, es una cuestión nacionalista.”

Por otro lado, Crozier compra algunos vinos finos argentinos porque cree que el atractivo del Malbec radica en su capacidad para generar disfrute inmediato. “Me encanta la frescura y carácter floral del Malbec joven.”

Según Hobbs, “Los paladares estadounidense son más sofisticados, los vinos muy frutados están fuera de moda. Si los productores argentinos quieren triunfar en Europa y China tendrán que refinar su propuesta o no verán grandes resultados,” advirtió Hobbs.

“Hay una gran preocupación de que el Malbec argentino se convierta en un commodity. Los consumidores siempre buscan el precio más bajo, lo que hace que los supermercados del Reino Unido y los grandes compradores estadounidenses como Costco hagan bajar los precios. Siempre hay gente dispuesta a satisfacer esta necesidad, y a menos que no se diversifique y refuerce el segmento más alto, ésta es una posibilidad,” explicó Hobbs.

“El futuro del vino fino de Argentina es la producción limitada proveniente de específicos terroirs”, aseguró Rafael Calderón, director de Riglos. De la misma manera, Juan Pelizzatti, co-propietario de Chakana, agregó: “La industria vitivinícola argentina está casi lista para lograr sus resultados más interesantes. Necesitamos hablar de regionalización para promocionar a Argentina en los más altos niveles, no es bueno que nos consideren como un mar de Malbec”. Pelizzatti se ha dedicado a explorar el terroir con el especialista en suelos Pedro Parra en la búsqueda de las mejores zonas para plantar Malbec en altura. Considera que Altamira en el Valle de Uco de Mendoza es la mejor oportunidad de Argentina para hablar de terroir.

Por su parte Sebastián Zuccardi, de Familia Zuccardi, coincide con que Altamira es una región que promete. “Debemos dejar de vender Malbec como un commodity. Los terroir son muy diferentes entre sí. Creo que Gualtallary y Altamira son las mejores sub regiones de Mendoza para el Malbec, por la mineralidad que le aportan al vino,” dijo el profesional.

Alejandro Vigil, Chief Winemaker de Catena Zapata, apuesta al Cabernet Franc: para él es el “futuro” de Argentina.

En relación al futuro de Argentina, Crozier se muestra optimista: “Una nueva generación de enólogos encabezados por Zuccardi, Vigil y Matías Michelini de Passionate Wine están determinado el futuro. Con las enseñanzas de enólogos como Daniel Pi y Roberto de la Mota, estos jóvenes profesionales trabajan con una asombrosa energía y sin algún tipo de miedos.”

 

Como potenciar...

 

Bodega PATRITTI lanza una nueva añada de su vino Lassia Cabernet Sauvignon Malbec 2011

En este corte de bodega Patritti cada una de las variedades aporta lo mejor de sí para convertirse en un vino muy amable caracterizado por su relación precio-calidad.

 

Bodega PATRITTI presenta la nueva añada de su vino, Lassia Cabernet Sauvignon Malbec 2011. Uno de los vinos de la línea joven que se caracterizan por ser frescos, frutados y amenos al beberlos.

Lassia Cabernet Sauvignon Malbec está compuesto por un 60% de Cabernet Sauvignon y un 40% de Malbec lo que lo hace un vino expresivo en nariz fundamentalmente ciruela y el pimiento aparece levemente. Paso por barricas de 4 meses.

LASSIA (de Panthalassia) hace referencia al inmenso mar que rodeaba el único continente donde surgieron los primeros signos de vida. Con el tiempo ese único continente se separa en los hoy conocidos y el mar deja lugar a un territorio con características únicas, la región hoy conocida como la Patagonia Argentina.

Lassia es en los vinos de Bodega Patritti el tributo a ese antiguo mar y origen del suelo donde hoy se producen.

 

Lassia Cabernet2011 (FILEminimizer)

 

Bodega SÉPTIMA presenta la nueva añada de su vino Séptima Gran Reserva 2011

Septima (FILEminimizer)

Complejidad y elegancia en un vino que marca la historia de la bodega.

 

Bodega SÉPTIMA, perteneciente al grupo español Codorniu, presenta una nueva añada del SÉPTIMA GRAN RESERVA. El año 2011, presentó desafíos de clima para la vid que dio como resultado vinos complejos y de alta calidad.

Este blend compuesto en un 60% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y 10% Tannat, fue guardado en barricas por 18 meses, mitad en roble francés de primer uso y mitad en roble americano nuevo.

Un gran vino para los amantes de los blends con personalidad, que combinan fruta y barrica, con un alto potencial de guarda de más de 10 años asegurado.

Vinos elegantes y complejos dan cuenta del camino recorrido por la bodega en sus últimos años en el país.

 

 

 

 

 

 

Johnnie Walker presenta Platinum Label

Platinum Label

 

Este blend es el resultado de la combinación de whiskies de 18 años que John Walker & Sons ha creado, para ser disfrutado en celebraciones exclusivas y privadas.

Johnnie Walker presenta por primera vez en la Argentina: Johnnie Walker Platinum Label, un whisky moderno y lujoso.

Desde el nacimiento de la marca Johnnie Walker, la familia Walker y las generaciones sucesoras de Master Blenders han creado “mezclas privadas” especialmente concebidas para clientes incondicionales, directores de empresas, encuentros y reuniones exclusivas.

Estos whiskies son tesoros que solo se han compartido con pocas personas en situaciones realmente especiales.

Inspirado en la tradición familiar de crear “mezclas privadas”, Jim Beveridge, Master Blender de la casa, creó Johnnie Walker Platinum Label, un whisky que nace para complacer el espíritu de estas reuniones privadas, exclusivas e irrepetibles del nuevo y cada vez más sofisticado consumidor contemporáneo: el “whisky set”.

Este nuevo blend es muy intenso, con gran profundidad de sabores, nariz atrevida e insinuante con fragancia de peras maduras y duraznos, subyacen detrás notas de maderas aromáticas, en boca su textura es delicada, predominantemente dulce, meloso y frutal con un envolvente ahumado sutil sugerente y delicado. Los matices de Johnnie Walker Platinum Label se disfrutan mejor si se toma solo.

La botella de Johnnie Walker Platinum Label se presenta en nuestro país en formato de 750 ml. Fue inspirada en la icónica botella cuadrada con la etiqueta inclinada y se la modernizó para acompañar las características del nuevo blend.

 

 

Los primeros hacedores

¿Cuáles fueron las primeras bodegas en elaborar vinos de calidad y que hoy siguen marcando el ritmo de la industria? Aquí, un breve resumen de aquellos establecimientos argentinos que hoy siguen produciendo vinos de calidad y a nivel internacional.

 

Por la calidad de los vinos que produce, Argentina tiene inmejorables condiciones para ocupar uno de los principales puestos de producción a nivel mundial. El cambio más importante fue a partir de 1990 cuando los bodegueros argentinos pusieron el foco en la calidad y pudieron introducir tecnología. Hoy todo el mundo trabaja pensando en la calidad y la tecnología no tiene fronteras. A continuación, cuatro bodegas centenarias que siguen marcando el ritmo de la industria.

Humberto Canale

La historia de la bodega comenzó en el siglo pasado, poco después de la Campaña del Desierto, cuando la primera generación llegó de Génova y uno de sus hijos, el ingeniero Humberto Canale, se animó a plantar viñedos en la Patagonia en 1909 y al poco tiempo importó todo lo necesario para desarrollar una vitivinicultura de calidad. En 1913 fundó la primera bodega de la zona y cambió la realidad, promovió los estudios, generó una corriente vinícola profesional y transformó a la bodega no sólo en pionera sino en referente y modelo de la región.

Ubicada en el Alto Valle de Río Negro, provincia de Río Negro, posee 150 hectáreas de viñedos propios donde el Semillón, el Merlot, el Viognier y el Pinot Noir han desarrollado características únicas que los diferencian de los vinos del resto del país. Hoy, después de cuatro generaciones, sigue siendo una empresa familiar que combina sabiduría artesanal con modernas técnicas de cultivo y elaboración. Actualmente su producción sigue creciendo año a año para atender la demanda exportadora de países Europeos y de América del Norte.

www.bodegahcanale.com

Lagarde

Surgió en la explosión de la industria vitivinícola del siglo XIX, fundada por el capitán José Ángel Pereira en Luján de Cuyo, hoy tiene más de 110 años de vida y conserva el encanto de la producción y elaboración artesanal. Alrededor de 1975 fue traspasada a la familia Pescarmona por decisión del último de los Pereira al no poseer descendencia directa y desde entonces está en manos de esta familia empresaria mendocina que mantiene su espíritu artesanal y logró insertarse en el mercado internacional con vinos de altísima calidad.

Poseen 218 hectáreas de viñedos, una capacidad de producción de 2.450.000 litros e invierten en tecnología de última generación para asegurar la calidad. “Es una bodega chica que quiere seguir siéndolo y a la vez conservar un alto estándar de calidad, ser fuertes jugadores en el mercado local y convertirnos en una marca mundial”, asegura Sofía Pescarmona, CEO de la bodega y agrega “La ventaja de la industria vitivinícola es precisamente esa, la de permitir que la actividad se desarrolle en forma fragmentada dándole lugar a todos”.

www.lagarde.com.ar

Norton

Edmund James Palmer Norton fue un caballero inglés y uno de los pioneros de nuestra vitivinicultura. Se recibió de ingeniero en Inglaterra y fue contratado en Argentina para construir el ferrocarril que uniría Mendoza con Chile. En 1889 se instaló en la provincia andina y además de diseñar puentes, que era su tarea específica, en 1895 fundó la primera bodega de la zona, ubicada al sur del río Mendoza en el distrito Perdriel (Luján de Cuyo). Más tarde importó vides de Francia y se dedicó de lleno a su emprendimiento hasta que falleció en 1944.

Pasaron los años y en 1989 el empresario austríaco Gernot Langes Swarovski compró la bodega. Actualmente su hijo Michael es el responsable del management y junto con su equipo desarrolló un ambicioso proyecto de modernización y de un progresivo aumento en la extensión de la viña, invirtiendo en nuevas plantaciones y tecnología de punta. Hoy posee 680 hectáreas de superficie cultivada, una capacidad de producción de 100.000 hectolitros anuales y es una de las principales bodegas argentinas que exporta vinos finos de alta calidad.

www.norton.com.ar

Trapiche

Fundada en 1883 por Tiburcio Benegas, un patriarca que cruzó a Chile a lomo de mula y trajo las primeras cepas, tecnología y enólogos de Francia, tiene más de 130 años de trayectoria y su historia se remonta a un pequeño viñedo llamado El Trapiche, en la localidad de Godoy Cruz (Mendoza), donde comenzó la elaboración de vinos finos. En 1920 sus marcas Fond de Cave y Broquel cautivaron al mundo y a partir de 1970 se intensificó la exportación y desde entonces se posicionó como una de las marcas de vinos finos más exportada.

Cuenta con 1.255 hectáreas de plantaciones propias y además trabaja conjuntamente con más de 300 productores de diferentes áreas de la provincia de Mendoza a los que brinda asesoramiento permanente. Hoy, Trapiche es reconocida como pionera en muchos aspectos y la nueva bodega para elaborar sus vinos de alta gama ya es un hecho, ubicada en la localidad de Maipú en un edificio construido en 1912, vecino a las vías del ferrocarril, es un ícono de la arquitectura enológica mendocina que combina tradición con tecnología de vanguardia.

www.trapiche.com.ar

 

0000004695

 

 

Escorihuela Gascón premiada

Escorihuela

 

Argentina Wine Awards, el reconocido certamen organizado por Wines of Argentina y enmarcado en el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 coordinado por la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), realizó su ceremonia de premiación en la Sala del Tonel de Bodegas Escorihuela Gascón en la ciudad de Mendoza. Contó con la presencia de más de 250 personas entre bodegueros, enólogos, autoridades provinciales, directivos de organizaciones de la industria vitivinícola, integrantes del jurado y periodistas.

Argentina Wine Awards 2014 distinguió con tres medallas de ORO a los vinos ESCORIHUELA GASCÓN GRAN RESERVA MALBEC 2009, MIGUEL ESCORIHUELA GASCÓN 2009 y ESCORIHUELA GASCÓN PEQUEÑAS PRODUCCIONES CABERNET FRANC 2010 de Bodegas Escorihuela Gascón. Este es uno de los mayores reconocimientos de este prestigioso certamen donde participaron más de 650 vinos de exportación de 150 bodegas argentinas.

ESCORIHUELA GASCÓN GRAN RESERVA MALBEC 2009 – ORO es un vino que se caracteriza por uvas seleccionadas de los tres mejores terruños de Malbec mendocino: Agrelo, Tupungato y La Consulta/Altamira a 950mts sobre el nivel del mar. Para cada cosecha se seleccionan los mejores lotes y viñedos, los que expresan mejor las características de cada zona. La elevada altitud permite la luz solar intensa que produce la fruta con piel más gruesa. Esta ofrece colores extraordinarios, cuerpo, aroma y estructura, y crea un sabor único y expresiones aromáticas en el vino. Para lograr una mayor expresión del Malbec, los enólogos juegan con pequeños porcentajes de Petit Verdot (3%) y Cabernet Franc (2%), ambos excelentes compañeros del Malbec. El Petit Verdot le aporta estructura y longitud, mientras que el Cabernet Franc notas especiadas que dan complejidad en aromas. Tiene un año y medio de crianza en barricas de roble de primer uso, lo que aporta un distintivo aroma a frutos rojos y notas de chocolate y vainilla. De color rojo rubí, es un vino con carácter y distinción.

Asimismo, Bodegas Escorihuela Gascón recibió otras dos medallas de ORO por sus vinos MIGUEL ESCORIHUELA GASCÓN 2009 y ESCORIHUELA GASCÓN PEQUEÑAS PRODUCCIONES CABERNET FRANC 2010, premios que resaltan la calidad de sus viñedos y el trabajo de su equipo de enólogos.

Argentina Wine Awards es uno de los eventos argentinos que se ha ganado un lugar entre los más esperados del año en la agenda local. Con el propósito de premiar tanto la calidad como los avances de la industria vitivinícola argentina, se llevó a cabo una minuciosa degustación realizada por un jurado compuesto por 12 jueces internacionales y 6 nacionales.